Coronavirus: los científicos podrían reutilizar medicamentos para tratar infectados

Una nueva investigación se enfoca en varios medicamentos antivirales que los científicos podrían reutilizar para tratar infecciones con el nuevo coronavirus. Estos medicamentos incluyen teicoplanina, oritavancina, dalbavancina, monensina y emetina.

A nivel mundial, alrededor de 3,000 personas ya han muerto como consecuencia de la propagación del virus SARS-CoV-2.

Actualmente no hay cura para esta infección, lo que significa que los médicos y los profesionales de la salud no pueden hacer mucho por las personas que la tienen.

Aunque la mayoría de los adultos sanos pueden confiar en su sistema inmunitario para combatir la infección, la falta de cura o tratamiento para COVID-19 es particularmente preocupante para los adultos mayores y aquellos con afecciones como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias e hipertensión.

En estos contextos, la necesidad de tratamiento urgente es grave. Entonces, un grupo de científicos con sede en Europa ha revisado una gama de medicamentos antivirales de amplio espectro existentes con la esperanza de que algunos de ellos puedan ayudar a tratar el nuevo virus.

Denis Kainov, profesor asociado de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim, es el autor principal del nuevo artículo. Los resultados aparecen en el International Journal of Infectious Diseases .

¿Por qué reutilizar los medicamentos existentes?

medicamentos

Kainov y sus colegas revisaron y resumieron la información sobre 119 agentes antivirales «seguros para el hombre», llamados agentes antivirales de amplio espectro (BSAA).

Los BSAA son compuestos que atacan a los virus «que pertenecen a dos o más familias virales».

Los investigadores explican en su trabajo de estudio que el paradigma de un fármaco dirigido a un solo virus ahora se está transformando en un enfoque de «un fármaco, múltiples virus». Esto comenzó con la llegada de los BSAA.

Los científicos desarrollaron BSAA basados ​​en la idea de que diferentes virus usan vías similares y factores del huésped para multiplicarse y diseminarse dentro de una célula. Por lo tanto, un medicamento podría potencialmente atacar varios virus diferentes a la vez.

Kainov y su equipo también explican las ventajas de reutilizar los medicamentos existentes en lugar de crear otros nuevos en la lucha contra las infecciones virales.

Los «pasos de síntesis química, procesos de fabricación, seguridad confiable y propiedades farmacocinéticas en [modelos animales] y fases tempranas de desarrollo clínico (fase 0, I y IIa) ya están disponibles», escriben.

Los autores explican que «una probabilidad sustancialmente mayor de éxito en el mercado» y «un costo significativamente reducido y un cronograma para la disponibilidad clínica» son solo algunas de las oportunidades únicas proporcionadas por la reutilización de medicamentos para tratar COVID-19.

Algunos antibióticos que se evalúan utilizar contra el COVID-19

Los investigadores redujeron los 119 agentes antivirales originales a un puñado de posibles candidatos para el tratamiento y la prevención de infecciones con SARS-CoV-2.

«Por ejemplo, la cloroquina y el remdesivir inhibieron efectivamente la infección por el virus 2019-nCoV in vitro», escriben.

Los científicos también podrían reutilizar los siguientes medicamentos para ayudar a tratar COVID-19:

  • teicoplanina
  • oritavancina
  • Dalbavancina
  • monensina
  • emetina

Deja tu comentario