plantar ajo en casa

20 Beneficios del Ajo y Cómo Cultivarlo en Casa

El ajo es una planta muy utilizada desde la antigüedad, tanto el área gastronómica como en el área de remedios caseros, por sus grandes beneficios para la salud.

En este artículo encontrarás 11 propiedades y 20 beneficios del ajo, y te indicaremos cómo cultivar ajo en casa, entre otras cosas. ¡Continúa leyendo!

¿Qué es el ajo?

que es el ajo

El ajo o Allium sativum es una planta perenne, cuyo bulbo es utilizado comúnmente como especia en prácticamente todas las cocinas a nivel mundial.

El bulbo de la planta es llamado cabeza de ajo, y se encuentra formado por una serie  de bulbillos de menor tamaño que se adhieren a la cabeza.

Estos bulbillos  reciben el nombre de dientes de ajo.

Cada cabeza de ajo puede formarse por 6 a 12 dientes,  y cada uno de ellos se encuentra recubierto por una capa seca color rojizo o blanco y al retirarla se puede apreciar su fuerte olor.

Olor que es característico, debido a la presencia de una sustancia azufrada que recibe el nombre de aliína.

Que por la acción de una sustancia fermentadora  es transformada en disulfuro de alilo, que aparte de su característico olor le confiere diversas propiedades.

Cada diente de ajo puede originar una planta, ya que cuentan con una yema terminal que es capaz de germinar.

El ajo es originario de Asia  central,  principalmente de la India, pero actualmente se encuentra distribuida por prácticamente todos los continentes.

En la antigüedad fue muy utilizada  como energizante natural por los obreros que trabajaban en la construcción de las pirámides de Egipto. Así como también por los gladiadores romanos.

En la edad media fue utilizado como alimento preventivo del cólera.

Más adelante, durante la primera guerra mundial fue muy utilizado como antiséptico tópico para las heridas externas.

11 Propiedades del Ajo

Ajo Propiedades

El ajo es un cultivo que ha sido muy estudiado desde mucho tiempo atrás. Las investigaciones han demostrado gran diversidad de propiedades para el cuerpo.

1. Antibiótico y antiséptico

El ajo posee propiedades antibióticas sobre diversos microorganismos a nivel general.

Entre los organismo contra los que actúa se pueden mencionar Salmonella typhimurium, Eschericha Coli, estreptococos y estafilococos. Además de una gran variedad de hongos y virus.

A nivel digestivo tiene un efecto bacteriostático selectivo, diferente a los antibióticos comerciales.

Por los que normaliza la flora intestinal y no la afecta, actuando de manera eficaz contra las bacterias patógenas.

2. Estimulante del sistema inmune

El ajo cuenta con la capacidad de fortalecer la acción de las células encargadas de proteger el organismo, los macrófagos y los linfocitos.

Por lo que es capaz de activar la respuesta inmunológica,  ayudando al organismo a defenderse de diversas infecciones.

El ajo es muy utilizado como tratamiento coadyuvante del SIDA.

3. Vermífugo

El ajo ataca de manera eficaz los parásitos del intestino, principalmente sobre el Enterobius vermicularis.

4. Desintoxicante

Su gran poder desintoxicante y depurador, lo hacen ser el mejor aliado en los tratamientos para dejar los vicios como el cigarro.

Actúa normalizando la tensión arterial muy elevada en los fumadores, ayudando a calmar el deseo de fumar.

5. Hipoglucemiante

El consumo de ajo ayuda a mantener controlado los niveles de glucosa en sangre.

6. Hipolipemiante

El consumo de ajo ayuda a disminuir los altos niveles de colesterol LDL en sangre, lo que promueve una acción cardioprotectora, sin afectar los triglicéridos que son saludables  y que son esenciales para el cuerpo.

Ya que las enzimas son necesarias para la síntesis adecuada de ácidos grasos.

Actúa en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades vascular cerebrales.

7. Vasodilatador periférico

El consumo de ajo ayuda a aumentar el calibre de los vasos sanguíneo.

En general se produce por la disminución de los agentes vasopresores como son la angiotensina II y las prostaglandinas. Además de la activación de la óxido-nítrico sintetasa, la cual produce cierto nivel de óxido nítrico.

8. Acción Antihipertensiva

El efecto vasodilatador del ajo proporciona a la vez un efecto hipotensor, es decir, que baja la tensión.

Cuando se consume adecuadamente produce una disminución notable de la tensión arterial.

9. Acción antiagregante

Disminuye el riesgo de la formación de coágulos debido a la excesiva agrupación de las plaquetas, actuando además como fibrinolítico, lo cual ayuda a deshacer los coágulos sanguíneos.

Esto garantiza que la sangre sea más fluida. Un efecto muy beneficioso para personas  que han pasado por problemas de trombosis o de embolias.

10. Propiedad tonificante y depurativa

El consumo regular de ajo ayuda a mantener las reacciones químicas en el metabolismo e intervienen en la excreción de sustancia tóxicas y de desecho.

11. Propiedades anticancerígenas

Diversos estudios han comprobado que el ajo posee la propiedad de bloquear la formación de carcinógenos que es designado nitrosamina.

Los cuales pueden ser producidos en el proceso de digestión de algunos alimentos.

De igual forma, es conocido que la alicina presente en su composición, actúa de manera eficaz controlando la proliferación de bacterias como Helicobacter pylori.

La cual está directamente relacionada con la aparición de úlceras en la mucosa estomacal.

Lo que puede propiciar el desarrollo de células cancerígenas en el estómago.

20 Beneficios del Ajo

ajo beneficios

1. Ayuda a bajar de peso

El ajo es muy bajo en calorías,  además proporciona una sensación de saciedad que evita el apetito desbordado.

Por otro lado, algunos estudios han confirmado que el consumo de ajo ayuda a la estimulación del sistema nervioso.

Por lo que se libera adrenalina, una hormona que ayuda a aumentar el metabolismo.

2. Beneficios en la cavidad bucal

El ajo ejerce su efectiva propiedad antimicrobiana en la cavidad bucal, actuando en contra de la acumulación de bacterias en la superficie de los dientes.

Estudios han demostrado que es capaz de igualar el poder de la clorhexidina,  la cual es la sustancia con propiedades antisépticas que es mayormente utilizada en los enjuagues bucales.

Su efecto se pudo comprobar en la desinfección de los cepillos bucales.

Por otro lado, el ajo posee la propiedad de activar los procesos de curación de aftas y de herpes labiales.

Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a su vez a disminuir  además de la inflamación, el dolor.

3. Actúa como antibiótico natural

Sus componentes azufrados lo hacen actuar de manera eficaz en contra de diversos microorganismos.

Principalmente la alicina, la cual tiene  grandes propiedades antimicrobianas.

Gracias a que puede bloquear notablemente  la actividad  de dos grupos enzimáticos, las alcohol deshidrogenasa y las cisteínas proteasas.

Las dos se encuentran relacionadas en los metabolismos de bacterias, virus, hongos y parásitos.

Lo ideal es consumirlo crudo para poder aprovechar todos sus propiedades antibióticas.

4. Controla los niveles de colesterol

Sus propiedades hipocolesterolemiantes, actúan ayudando a disminuir los niveles de colesterol.

De igual forma, actúa disminuyendo el riesgo de aterosclerosis.

5. Disminuye la presión arterial

El consumo de ajo de manera regular ayuda a disminuir la presión arterial. Gracias a las propiedades vasodilatadoras de la alicina.

Convirtiéndose en un remedio efectivo para las personas que sufren de hipertensión.

6. Ayuda a mejorar la circulación

La alicina  como parte de los principios activos del ajo, ayuda a  potenciar la acción de los agentes circulatorios capaces de relajar los vasos sanguíneos, aumentando el flujo de la sangre y previniendo la formación de coágulos.

7. Mejora la memoria y previene el alzheimer

Sus propiedades antioxidantes actúan sobre las células cerebrales evitando el daño celular. Proporcionándoles protección frente al estrés.

En la universidad de Missouri en Estados Unidos, los investigadores han indicado que el ajo es capaz de prevenir la aparición de enfermedades neurodegenerativas como  es el caso del alzheimer.

Así como también de otros tipos de enfermedades neurológicas.

8. Aleja los resfriados y la gripe

El consumo de ajo actúa directamente sobre el sistema inmunológico y ayuda a reforzarlo para actuar en contra de las enfermedades víricas comunes como el resfriado y la gripe.

9. Ayuda a fortalecer el sistema óseo

Actúa como remedio natural ayudando a prevenir enfermedades como osteoporosis y artritis.

Además sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias ayudan a disminuir el dolor presente a nivel articular.

10. Mejora el rendimiento de los atletas

El consumo de ajo ayuda al desarrollo muscular y a mejorar el sistema circulatorio, y la irrigación hacia los músculos se ve favorecida.

11. Ayuda a cuidar la piel

Sus grandes propiedades antioxidantes actúan protegiendo el ADN celular.

Además, en su composición destacan  mucilaginosas y amiláceos, los cuales ayudan a acelerar el proceso de maduración de los granos y furúnculos, siendo un elemento ideal para los casos de acné.

12. Acción anti vejez

Estudios han demostrado que el ajo en forma de extracto envejecido ayuda a prevenir los daños de envejecimiento fisiológico, sin que se vea afectada la memoria.

13. Mantiene la mente activa y el cuerpo sano y joven

El consumo de ajo ayuda a mejorar la digestión de los alimentos. Por otro lado  ayuda a eliminar los desechos del organismo evitando la inflamación intestinal y estomacal.

14. Protección al hígado

Sustancias como la arginina, el selenio y la alicina,  ayudan a detener la gran cantidad  sustancias tóxicas  que son filtradas en el hígado, para que no sean enviadas a diversas partes del cuerpo.

15. Actúa en contra de la anemia

El consumo de ajo crudo ayuda a la formación de los glóbulos rojos fuertes,  evitando los procesos de anemia.

16. Efectivo contra infecciones vaginales

El extracto de ajo ayuda a inhibir el crecimiento de hongos comunes en la zona vaginal como  es Candida Albicans.

Su poder antifúngico es similar o quizás más potente que algunos antibióticos comerciales como es el caso del fluconazol.

17. Mejora el humor

El alto contenido de vitamina B6 presente en el ajo ayuda a mejorar el humor y a disminuir el estrés.

18. Reduce los riesgos de impotencia

Al mejorar la circulación sanguínea, la alicina tiene gran poder mejorando la circulación al aparato reproductor masculino, evitando la difusión eréctil.

19. Beneficioso para la próstata

El ajo tiene la propiedad de proteger contra alteraciones de tipo bioquímicas originadas por glándulas dañinas de la próstata, provocada por el cadmio.

20. Acción anticancerígena

Las personas que tienen un consumo regular de ajo crudo tienen aproximadamente 44 % menos de probabilidades de que se desarrollen células tumorales el pulmón.

Ajo en ayunas para adelgazar

ajo para perder peso

Consumir ajos en ayunas es beneficioso en distintos aspectos, pero principalmente ayuda a eliminar las sustancias tóxicas del organismo y a disminuir de manera eficaz el peso corporal.

Al consumirlo en ayunas  se pueden aprovechar por completo sus grandes beneficios.

Para consumirlo, toma 3 dientes de ajo  y triturarlos hasta completar una cucharada.

Déjalos reposar por un periodo de aproximadamente 1 minuto. Pasado el tiempo consume la cucharada de ajo con un vaso de agua fresca.

Si se te hace difícil consumir el ajo solo por su fuerte sabor, puedes combinarlo con un poco de miel.

Un consumo de ajo crudo en ayunas dos veces a la semana, será suficiente para aprovechar todos sus beneficios.

Cómo plantar ajo en casa

plantar ajo en maceta

El cultivo del ajo a nivel comercial suele iniciarse en otoño  y recolectarse en primavera.  Pero plantarlo en casa no es tan complicado y puedes disfrutar de un pequeño cultivo siempre al alcance de tus manos.

Materiales

  • Una maceta  de 15 a 20 cm de profundidad con agujeros en la parte inferior para un drenaje adecuado.
  • Tierra abonada.
  • Guantes de jardinería.
  • Una cabeza de ajo.

Procedimiento

  • 1er paso: Para empezar en primer lugar debes colocarte los guantes de jardinería, luego toma la maceta y llénala con la tierra previamente abonada (No hace falta que compactes la tierra).
  • 2do Paso: Toma la cabeza de ajo y separa cada uno de los dientes y toma cuantos desees sembrar, si son muchos vas a necesitar de otra maceta.
  • 3er Paso: Luego que los tienes separados colócalos de manera que la yema apical tenga contacto con la tierra.
  • 4to Paso: Ya tienes tu siembra de ajo casera, ahora lleva la maceta a donde pueda recibir los rayos del sol. Debes mantener la tierra siempre húmeda, pero no empapada.

Dentro de poco podrás ver como empiezan a crecer hojas muy similares a las del cebollín, cuando veas flores aparecer retirarlas desde la base, esto permitirá que toda la energía la use el bulbo para crecer.

El cultivo de ajo no es tan rápido tendrás que esperar unos 9 o 10 meses para obtener tu primera cosecha.

Conclusión:

El ajo es una planta cultivada por años. Periodo en que se ha podido comprobar que no solo es útil para proporcionar un exquisito sabor a la comida, sino que también es muy beneficioso para la salud humana.

Sus grandes propiedades a nivel general hacen que el ajo sea la primera elección natural para el  tratamiento de distintas enfermedades.

A pesar de eso sus consumidores deben tener presente que al igual que todos los alimentos y sustancias, el ajo no debe ser consumido en exceso, ya que puede tener efectos contraproducentes.

Sin duda la mejor manera de consumir ajo es crudo y en ayunas, debido a que de esta forma se pueden aprovechar cada uno de sus componentes, siendo más beneficioso para la salud.

Como puedes ver, plantar ajos en casa es muy sencillo, solo debes proporcionarle los cuidados necesarios y podrás disfrutar de tu propia cosecha completamente orgánica.

Anímate a cultivar ajo en tu hogar y tenerlo a la mano para tu dieta diaria, y cualquier eventualidad.

Deja tu comentario