aceite-de-coco

Aceite de coco: 20 usos, beneficios y por qué deberías usarlo

El aceite de coco es uno de los alimentos más controversiales de los últimos tiempos. Aún así, su fama sigue en aumento, veamos por qué.

El coco es un fruto  tropical que crece del cocotero, de este fruto  se obtienen además diversos sub productos, entre ellos se encuentra el aceite de coco.

¿Qué es?

El aceite de coco, como su nombre lo dice, es un aceite de origen vegetal obtenido de la pulpa o carne de los cocos. Esta sustancia grasa contiene alrededor de 90% de ácidos saturados.

Estos son ácidos grasos de cadena media, entre ellos, ácido láurico, el ácido cáprico y el ácido caprílico. Todos con grandes propiedades para la salud humana.

Este tipo de grasas no son acumuladas en el cuerpo en forma de grasa sino que son convertidas de manera inmediata en energía lo que las hace ideales para la salud.

A medida que sigas leyendo te darás cuenta de porque el aceite de coco se encuentra en la lista de los súper alimentos.

¿Cómo hacer aceite de coco casero?

Una excelente manera de tener acceso al aceite de coco si no se puede comprar es prepararlo en casa. ¿Cómo hacer aceite de coco virgen?

Hay varios métodos para la extracción de este aceite. Este primer método es uno de los más comunes y fáciles de realizar, se trata del proceso de fermentación. 

¿Qué se necesita?

Los primero y más esencial es la leche de coco fresca, si puedes conseguir el fruto  maduro y extraer la leche por ti mismo, mucho mejor.

De esta manera te asegurarás que el producto realmente es puro y virgen.

Ahora vamos con su preparación:

Primer paso: Esa leche fresca debe ponerse a fermentar durante 24 a 48 horas a una temperatura de 30 a 40 ºC.

Segundo paso: Cuando la leche llegue al punto óptimo de fermentación se ve la diferencia de capas.

La capa inferior será de agua, mientras que en la superior está evidentemente cuajada. Justo entre las dos capas, se forma la delgada capa de aceite de coco.

Tercer paso: En este punto toca separar la capa de aceite de la de agua y de la cuajada, puede que no sea tan simple pero realmente vale la pena.

Una manera sencilla es congelar  por unas 3 o 4 horas la mezcla, de esta forma resultará más fácil la separación de la capa de agua de la de aceite.

Cuarto paso: Luego de retirar la capa de agua, todavía falta la cuajada. Para eso, se debe calentar la mezcla por unos minutos, de 10 a 15 minutos a unos 40 ºC, así será más fácil.

De un coco se pueden obtener unas 3 o 4 cucharadas de aceite de coco virgen. Aunque con práctica es posible obtener un poco más.

Aceite de coco para el cabello: Beneficios y cómo aplicarlo

El aceite de coco, un tratamiento completamente natural con múltiples beneficios para el cabello. Veamos cuáles son algunos de estos beneficios.

Evita el cabello seco

El aceite de coco tiene una gran capacidad de retener la humedad, ya que es un aceite muy estable que no se descompone con facilidad si se evapora.

Ayuda a mantener el cabello hidratado y suave por mucho más tiempo, evitando que se quiebre.

Tratamiento anti caspa

Los ácidos  grasos  que componen el aceite de coco le proporcionan un gran efecto fungicida, lo que lo hace perfecto para prevenir y tratar la caspa.

Para el tratamiento anti caspa se debe aplicar el aceite de coco en el cuero cabelludo y realizar un pequeño masaje con la yema de los dedos.

Dejar actuar durante 10 minutos y retirar con abundante agua caliente y champú.

Si lo desea, puede aplicar durante la noche y dejar reposar hasta la mañana siguiente.

Es recomendable que utilice un gorro  o envuelva el cabello en una toalla.

Tratamiento anti caída

El ácido láurico y el ácido cáprico presentes en el aceite de coco penetran el cuero cabello proporcionando resistencia lo que ayuda a mantener el cabello fuerte y sano evitando que se caiga.

Tratamiento anti piojos

Aplicar aceite de coco en el cabello y cuero cabelludo ayuda a eliminar los piojos y las liendres con facilidad.

Acondicionador

Una excelente manera de mantener el cabello suave y brillante por mucho más tiempo.

Se logra agregando un poco de aceite en forma líquida en toda la superficie del cabello y del cuero cabelludo, especialmente en las áreas más dañadas, que suelen ser las puntas.

Así se evitarán las puntas abiertas sin necesidad de cortar.

Deja actuar durante 20 a 30 minutos y retirar con agua caliente hasta eliminar todos los restos de aceite.

Posteriormente, puede utilizar el champú de su preferencia y lavarse como siempre.

Crema desenredante

Aplicar unas gotas de aceite de coco en las manos, luego frotar y aplicar en el cabello luego del baño. De la misma manera como se aplica una crema hidratante.

Luego peinar el cabello desde la base hasta la punta.

Tónico capilar

Para tonificar el cabello basta con aplicar una mezcla de aceite de coco y aceite de lavanda caliente en el cuero cabelludo durante toda la noche.

A la mañana siguiente retirar con abundante agua caliente.

Gel para el cabello

Su capacidad de condensarse al enfriar hace que sirva como  un excelente gel para el cabello.

Aplicar de forma líquida y peinar como lo desee extendiendo por todo el cabello.

Después de un rato, al contacto con la brisa el aceite se endurecerá y cumplirá su función.

Aceite de coco para adelgazar

El aceite de coco ayuda a mantener una hermosa figura, disminuyendo los niveles de ansiedad y brindando la energía suficiente para realizar todas las actividades diarias.

El aceite de coco está compuesto por ácidos grasos de cadena media, a diferencia de los otros tipos de grasa,  estas se metabolizan de una forma distinta.

Al consumirlo las grasas son enviadas desde el sistema digestivo hasta el hígado directamente, ahí es utilizado para obtener cuerpos cetónicos, lo que proporciona energía durante largas horas.

“Una cuchada de aceite de coco tiene la propiedad de producir sensación de saciedad”

Este  aceite tiene la capacidad de llegar rápidamente a las células cerebrales, a diferencia del azúcar.  Al llegar a las neuronas es capaz de disminuir el apetito y eliminar las ansias por comer dulces y fuera de hora.

Además es uno de los pocos alimentos que interviene como  la metformina  para perder peso. Ayuda a que el azúcar que contienen los alimentos penetre  a los músculos,  ya que mejora la resistencia a la insulina.

Por supuesto, las personas no van a adelgazar con tan solo tomar aceite de coco.

Debe ser incluido en una dieta sana y equilibrada, sustituyendo distintas fuentes de grasas. Es ideal para ser utilizado en caliente, ya que no se oxida a diferencia de los aceites vegetales.

Solo dos cucharadas diarias bastarán para lograr todos los beneficios. No es recomendable superar la dosis.

Aceite de coco para las estrías

El aceite de coco una manera excelente de mantener la piel hidratada y con gran flexibilidad durante mucho más tiempo, evitando así la aparición de estrías y ayudando a disminuir las ya presentes.

Lo único que debes hacer es aplicar el aceite de coco en la piel limpia, en las zonas en donde se encuentran las estrías y en el resto del cuerpo para evitar la aparición de nuevas marcas.

Posteriormente, realizar masajes en forma circular hasta que el aceite penetre completamente en la piel.

Aparte de los ácidos grasos presentes en su composición, el aceite de coco cuenta con una adecuada proporción de vitaminas E y K.

Estas vitaminas ayudan a mantener la elastina y el colágeno en la estructura de la piel, manteniendo la hidratación por un largo tiempo y evitando la aparición de molestas marcas.

De igual forma, el aceite de coco cuenta con propiedades antioxidantes, por lo que ayuda a prevenir el envejecimiento celular.

Propiedades y beneficios

Las múltiples propiedades del aceite de coco lo han incluido en la lista de los súper alimentos.

Cuenta con propiedades:

  • Bactericidas
  • Antifúngicas
  • Antimicrobianas
  • Antioxidantes
  • Antiparasitarias
  • Antiinflamatorias

Todas estas propiedades hacen que el aceite de coco pueda proporcionar múltiples beneficios para el uso humano, tanto interno como externamente.

Entre estos beneficios se cuentan:

1. Presión arterial y problemas cardíacos

El aceite de coco está compuesto por una gran cantidad de grasas saturadas de origen natural. Este tipo de grasas ayudan a aumentar el colesterol bueno y a disminuir el colesterol malo.

Por lo tanto, es de mucho beneficio para la salud del sistema cardiovascular, reduciendo el riesgo de padecer este tipo de enfermedades.

2. Tratamiento contra el Alzheimer

Las grasas del aceite de coco son dirigidas directamente al hígado para ser transformadas en cetonas,  este tipo de energía se logra absorber rápidamente por el cerebro.

Diversas investigaciones han demostrado que el cerebro es capaz de crear su insulina propia para poder procesar la glucosa y proporcionar energía a las células cerebrales.

El cerebro de las personas con Alzheimer pierde la capacidad de crear insulina para convertir la glucosa y las cetonas.

De igual forma, ayuda a mejorar la memoria en personas mayores y en los jóvenes también.

3. Efectivo contra infecciones

Se ha comprobado que el aceite de coco cuenta con gran efectividad contra infecciones del tracto urinario  o de los riñones.

Los ácidos grasos de cadena media que constituyen al aceite de coco proporcionan un efecto de antibiótico natural.

Tienen la capacidad de alterar el revestimiento de los lípidos de las bacterias logrando su neutralización.

4. Protector hepático

Diversos estudios han demostrado que el aceite de coco actúa en el hígado proporcionándole una gran protección.

5. Antiinflamatorio

El aceite de coco cuenta con un alto nivel de antioxidante, los cuales son los que le proporcionan su efecto antiinflamatorio, disminuyendo los síntomas de artritis de una manera eficaz.

6. Refuerza el sistema inmunitario

El ácido láurico  que compone al aceite de coco le proporciona grandes propiedades antibacterianas, anti fúngicas y antivirales. Por lo tanto, el consumir aceite de coco ayuda a reforzar el sistema inmunitario

7. Proporciona energía y mucha resistencia

El consumir una cucharada de aceite de coco puede proporcionar energía suficiente para todo el día, incrementando además el metabolismo.

Esto se debe a que  los ácidos grasos del aceite de coco son enviados de manera directa al hígado en donde son transformados en energía.

8. Mejora la digestión y reduce las úlceras

El aceite de coco ayuda a que las vitaminas solubles en grasa, así como el magnesio y el calcio sean absorbidas con mayor rapidez.

De igual forma, ayuda a combatir las bacterias nocivas para el tracto digestivo, disminuyendo la acidez y la inflamación  estomacal.

9. Ayuda a la salud de la vesícula biliar y el páncreas

Los ácidos grasos de cadena media que componen al aceite de coco no requieren de las enzimas pancreáticas para su división.

Así, al sustituir las otras grasas por aceite de coco se alivia eficazmente la tensión del páncreas.  De igual forma, es muy recomendado para mejorar  la salud de la vesícula biliar.

10. Mejora la salud bucal

El aceite de coco ayuda a disminuir el número de microorganismos en la cavidad bucal.

Así, evita la formación de placa y sarro en la superficie de los dientes y disminuyendo el riesgo de padecer de enfermedades periodontales.

11. Ideal para problemas en la piel

El aceite de coco funciona como un excelente limpiador, como crema hidratante y como corrector de imperfecciones.

Ya que los ácidos  láurico y caprílico  tienen la propiedad de desinflamar y regenerar la estructura celular.

El gran contenido de antioxidantes ayuda a la cicatrización de la piel dañada.

Sumado a las propiedades antibacterianas y anti fúngicas, lo hacen ideal para tratar quemaduras y distintas lesiones en piel.

12. Protector solar natural

El aceite de coco cuenta con la capacidad de cuidar la piel de los efectos del sol, ya que cuenta con un factor de protección de 7, proporcionando protección natural a la piel.

Puede ser aplicado cómodamente en la piel de la cara y cuerpo sin reacciones adversas.

13. Ayuda a prevenir la osteoporosis

La gran cantidad de antioxidantes con los que cuenta el aceite de coco ayudan a luchar contra los radicales libres y contra el estrés oxidativo, los cuales son uno de los principales causantes de la osteoporosis.

Diversos estudios han demostrado que el consumo de aceite de coco incrementa el volumen de los huesos, así como también se han podido observar la disminución de pérdida de huesos a causa de la osteoporosis.

14. Colabora en la diabetes tipo 2

Los ácidos grasos de cadena media que componen el aceite de coco actúan mejorando la reacción de las células a la insulina, además de ayudar con un adecuado proceso digestivo.

Al no requerir las enzimas pancreáticas para su división, disminuyen la carga del páncreas y proporciona además la energía necesaria  sin depender de la glucosa, lo que podría prevenir la aparición de la diabetes tipo 2.

15. Ayuda a bajar de peso

El consumo de aceite de coco ayuda a quemar la grasa sobrante y  proporciona energía durante largas horas del día.

Dicha energía ayuda a reducir el  deseo de comer.  Además, diversos estudios han demostrado que el consumo de aceite de coco es muy efectivo en la eliminación de la grasa abdominal.

16. Efecto anti envejecimiento

El nivel de  antioxidantes que contiene el aceite de coco retrasa el envejecimiento, además ayuda a disminuir el nivel oxidativo.

En este sentido, investigaciones han demostrado que el aceite de coco ayuda  a desintoxicar el cuerpo.

17. Aumenta la masa muscular

Además de ayudar a quemar grasas, los ácidos  de cadena media ayudan a aumentar la masa muscular.

De hecho muchos suplementos para deportistas incluyen aceite de coco entre sus componentes.

18. Prevención contra el cáncer

Estudios han demostrado que las células cancerígenas no tienen la capacidad de utilizar la energía que es producida por las cetonas, por lo que dependen de la glucosa.

Por lo tanto, se cree que al sustituir los azucares por una dieta cetogénica se puede conseguir una mejora en los pacientes con cáncer.

En el caso de cáncer de estómago, así como los ácidos grasos de cadena media son capaces de dirigirse a las paredes lipídicas de las bacterias.

De este modo, pueden atacar a la Helicobacter pylori, una bacteria que es capaz de aumentar el riesgo de padecer de cáncer de estomago.

19. Ayuda a conservar un equilibrio hormonal

La combinación de grasas saturadas y de ácido láurico en el aceite de coco ayudan a conseguir un equilibrio hormonal adecuado.

Estudios sugieren que el aceite de coco es un coadyuvante ideal en el proceso de menopausia.

20. Tratamiento de infeccione por hongos

Como ya se mencionó, el aceite de coco posee propiedades anti fúngicas.

Estas dependen del ácido láurico y el ácido  cáprico. Lo que lo convierte un tratamiento ideal y completamente natural para las infecciones producidas por hongos.

Contraindicaciones  del aceite de coco

Hasta los momentos no se han  presentado ningún tipo de contraindicaciones ni efectos secundarios.

Conclusión

El aceite de coco es considerado como uno de los mejores alimentos en la actualidad.

Sus propiedades y beneficios para la salud son tan diversos y sus aplicaciones tantas, que es imposible medir su potencial para el consumo humano.

Diversos estudios e investigaciones sobre su composición han demostrado sus propiedades y beneficios que abarcan prácticamente cada uno de los sistemas del organismo.

El aceite de coco virgen o extra virgen no presenta ningún tipo de efectos secundarios.

Por un tiempo, el aceite de coco fue descalificado por su gran cantidad de ácidos grasos saturados.

Sin embargo las características de estos han superado todo tipo de investigaciones, llegando a formar parte de los famosos superalimentos.

Para sumar, el aceite de coco ha sido ampliamente usado como tratamiento de belleza, especialmente para la piel y cabello.

Descargar Artículo en PDF

Deja tu comentario